Fenómenos de animación bailable

Luis Severo Pereira

La poesía de Luis Pereira (Uruguay, 1956) infecta. Usa a la cabeza del huésped y su lectura, tiene una sintomatología tan silenciosa como innegable. Ponganlé la cara a este imaginario de un deseo que no mengua con la repetición del invierno donde la política articula la escritura y las proezas amorosas aceleran la respiración de la lectura.

La de Fenómenos de animación bailable es una poesía que no denuncia nada, como dice el triste poema "Yo en realidad no cuento nada" que no porta en toda su vastedad ni una marca tipográfica de rencor. Sí tiene la beligerancia de un documento de acción salvo que el camino que hace para llegar al corazón del instigado es largo y sinuoso. Leer este libro es medir a cuanto estamos (como si fuese un test físico) de la tonicidad inaugural con la que se despierta a todas las batallas. Presten atención a La balada del Antiguo Stalinista, y “Ay cariño/ no soy un cliente/ no soy un cliente/ no tengo DNI” y vuelvan a este texto; van ver que nada sobra y uno de los pocos errores que no comete esta intro es la exageración.

Tapa de Fenómenos de animación bailable

  • © 2015 DR>. Con reservas con la derecha.
  • bombo (a) determinadorumor*com*ar
  • Diseño inspirado en Type & Grids