La cobra rubia

Francisco Garamona

La dinastía Tang ha producido una particular fascinación en la poesía contemporánea del modernismo para acá. La cobra rubia de Francisco Garamona (Buenos Aires, 1976) también está sumida en ese encantamiento. Enaltece el imaginario, faltando a la verdad, recreándolo, no sin cierta perplejidad. Es como la espuma que queda luego de que una ola pasó y brilla antes de ser absorbida por completo.

Cultos y frívolos, venerables y alcohólicos, nobles y pendencieros, de distintas procedencias y a la vez de la misma, los poetas que aparecen en La cobra rubia mueren pobres, abandonan las fiestas donde la música sigue. Pareciera, después de leer estos poemas, que no hay nada más parecido a un poema que la vida de un poeta.

Tapa de La cobra rubia

  • © 2015 DR>. Con reservas con la derecha.
  • bombo (a) determinadorumor*com*ar
  • Diseño inspirado en Type & Grids